Comunidad de Bienes – Alternativa a la Sociedad Limitada




Existen diferentes formas de iniciar un negocio. y tal y como lo hagamos se determinarán las obligaciones fiscales y mercantiles que tendremos a partir de ese momento.


Cuando se empieza un negocio en el que existen varios socios, lo más común es pensar en una Sociedad Limitada, pero también existen otras opciones. Una de ellas es la Comunidad de Bienes.


Una Comunidad de Bienes es acuerdo privado, sustentado sobre un contrato, entre dos o más autónomos, que serán llamados Comuneros, en el cual se establece una propiedad o derecho en común a partir del cual se espera obtener un beneficio resultado de la explotación común de una Actividad Empresarial.


Características de la Comunidad de Bienes


CONTRATO PRIVADO.- En las CB existirá un Contrato Privado donde se especificará la actividad del negocio, las aportaciones que realizará cada comunero (ya sean aportaciones en efectivo o en especie), el porcentaje de participación en la Comunidad, el uso de elementos comunes y el Sistema de Administración.


CAPITAL NECESARIO.- no existe un capital mínimo a aportar para crear una CB. Cada Comunero aportará bienes o derechos sin un mínimo establecido. La única condición es que si la aportación es dinero o trabajo, no podrá aportarse sólo dinero o sólo trabajo, si no que estos dos tipos de aportaciones tendrán que ir unidas.


PERSONALIDAD MERCANTIL.- Las CB no tienen personalidad jurídica propia, si no que serán los comuneros los que asuman todas las responsabilidades frente a terceros de manera ilimitada y solidaria. Los Comuneros responderían ante las deudas de la CB con sus bienes presentes y futuros, respaldándose el uno al otro.


FISCALIDAD.- Las CB no tributan en el Impuesto de Sociedades ya que no tienen personalidad jurídica propia, como veíamos en el apartado anterior. Tributan los comuneros a través del IRPF.

Por tanto su contabilidad también se regirá por lo establecido en IRPF y no en IS, y sus obligaciones mercantiles serán las mismas que para un autónomo.

La CB tendrá que liquidar los impuestos que estén relacionados con su propia actividad, como el Modelo 303 de IVA, el Modelo 111 de retenciones de profesionales y trabajadores, el Modelo 115 de retenciones de alquileres, el Modelo 347 de operaciones con terceros…

Y de manera concreta deberá presentar el Modelo 184: declaración informativa para entidades en Régimen de Atribución de Rentas.


NORMATIVA APLICABLE.- Las CB se regirán por el Código de Comercio en materia mercantil y por el Código Civil en cuanto a derechos y obligaciones.


Responsabilidad civil de los socios


En el caso de las CB los comuneros, según dice el artículo 395 del Código Civil, son los que deben responder frente a las deudas de ésta. Y esta es la principal desventaja que puede tener la CB frente a la SL.


Proceso para crear una Comunidad de Bienes


Lo primero será preparar el contrato privado donde se especificarán los futuros comuneros, sus aportaciones y la actividad que va a desarrollar  la Comunidad.


En primer lugar habrá que solicitar un Número de Identificación Fiscal, NIF, y dar la Comunidad de Bienes de Alta en Hacienda en el Censo de Empresarios.


Posteriormente habrá que redactar la escritura de constitución de la Comunidad y se firmará ante notario, con la liquidación de los impuestos correspondientes derivados de esta escritura.